Un Mundo, mil ángulos

China, in central position
China, en posición central

Recientemente me he incorporado a una compañía, cuyo primer objetivo es desarrollar su negocio a través del canal digital.

Es un proyecto singular, que involucra muchos aspectos de la compañía y que, por ende, representa un gran cambio de cultura de empresa.

El canal online no sólo significa captar ventas por internet. Tras él subyace todo un cambio de procedimientos, uso y actitudes, que han de transformarse a la proactividad.

Más profundamente aún, el desarrollo del canal online significa un cambio de visión: de dentro hacia fuera, mirada hacia el consumidor y no hacia la organización.

No está siendo fácil. Las ruedas se mueven pero, como siempre, las estructuras pesadas muy lentamente. Y está bien que así sea porque se trata de sumar, no de sustituir algo que funciona por algo nuevo.

No obstante, es cierto que lo que más cuesta de cambiar son los puntos de vista arraigados en nosotros. Esa resistencia al cambio, a salir de la zona de confort o a pensar “out of the box” – lo podemos llamar cómo queramos – es lo que más nos condiciona a la hora de aceptar los cambios.

Cuando hablo de realizar cambios profundos, tanto en la forma de pensar como en la de realizar según qué tareas, me gusta comenzar con un mapamundi visto desde China. Al ser preguntados, la mayoría de los asistentes contestan que se trata de un mapamundi del revés.

¿Del revés?

No, no está del revés; está girado, dado la vuelta; está simplemente contemplado desde otro ángulo. Y otro ángulo nunca es “del revés”, sobre todo si se trata de una esfera, sin principio ni fin por definición.

Esto muestra claramente cuál es nuestra posición ante las situaciones ajenas a nosotros. Por supuesto, generalizar es incurrir en error, pero todo y así, seguro que todos afrontamos este tipo de conducta en más de una ocasión.

Un buen ejercicio para superar esta parálisis del pensamiento es recordar la imagen del mapamundi dibujado desde China. Visualizar los diferentes ángulos que ofrece, dependiendo de si estamos en China, en US o en cualquier país de Europa. Tan sólo dando pequeños pasos entre los diferentes países, podemos adoptar una postura central con respecto al mapa y ver cómo varía nuestro punto de vista. Si entonces, la percepción geográfica es tan amplia, ¿cuánto más lo pueden ser las distintas opiniones con las que nos cruzamos cada día? El cómo las afrontamos y las dejamos circular entre nuestras más arraigadas creencias, será el germen de cómo será nuestra evolución en todos los ámbitos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s